Piden que controlen vuelos del Aeroclub Bariloche

– PREOCUPACION PORQUE VUELAN MUY BAJO –

A través de una iniciativa del presidente del Concejo Municipal de Dina Huapi, Félix Chamorro, ese cuerpo legislativo reclamará ante los organismos nacionales que se controlen los vuelos y se reasigne el espacio aéreo habilitado, por recurrentes violaciones a las alturas mínimas de seguridad.

La ordenanza presentada por Chamorro, surgió a raíz del reclamo de un grupo de vecinos preocupados por las actividades desarrolladas en el aeroclub de Bariloche, ubicado junto al ejido de Dina Huapi, donde “no se está cumpliendo con la normativa aeronáutica vigente, poniendo en peligro la integridad física y los bienes de los habitantes” de esta localidad.
“Los vecinos ven como, a diario, las aeronaves que despegan de dicho aeródromo efectúan diferentes prácticas aéreas, como el paracaidismo, y sobrevuelan a alturas no permitidas nuestra localidad, específicamente en la zona de Ñirihuau”, expresó Chamorro.

Es por eso, que en la sesión ordinaria del Deliberante, se aprobó por unanimidad, una comunicación dirigida a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y al jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, donde se le requiere “la urgente necesidad de efectuar un control oportuno y eficaz de los vuelos que se realizan desde el aeroclub de Bariloche y una reasignación del espacio aéreo habilitado para dichos vuelos, atento que se registran sistemáticas violaciones” a lo dispuesto en la ley sobre las “Alturas Mínimas de Seguridad” de las Regulaciones Argentinas de Aviación Civil.

Además, los ediles exigen la prohibición de sobrevuelo de áreas urbanas, generando un grave riesgo para los vecinos de la localidad de Dina Huapi y solicitan “la inmediata suspensión de dichos vuelos, hasta que se tomen las medidas necesarias para efectuar un oportuno y eficaz control de la actividad”.

Mencionaron que al respecto, hay numerosos antecedentes de denuncias efectuadas y que pese al reclamo al jefe del Aeroclub Bariloche y al representante de la autoridad de Contralor, no hubo respuestas favorables.

“Estas aeronaves no pueden sobrevolar permanentemente áreas pobladas y lugares habitados, como lo hacen las avionetas que despegan del aeroclub, principalmente para la práctica deportiva del paracaidismo. La altura mínima es de 300 metros respecto de la zona urbana y de las montañas y en nuestra localidad, hay vecinos que sufren vuelos muy cerca de sus techos, incluso hay algunos pilotos que toman ciertas casas como referencia y eso no puede ser”, se quejó Félix Chamorro.

Agregó finalmente, que las autoridades pertinentes deben evaluar con urgencia y determinar una nueva zona de vuelo para la práctica de las diferentes actividades aeronáuticas.

Facebook Comments

Deja un comentario