Falso dilema

Por: Ethel Rasmussen

DNI: 9991342

Esta propuesta del Gobierno Municipal plantea, según nuestro parecer, un falso dilema a los  habitantes  de Dina Huapi: satisfacer un derecho humano básico como es el acceso a un servicio de salud (se trata tan solo de un servicio de atención primaria muy limitado) a cambio de entregar a los supuestos prestadores privados la concesión de una desproporcionada magnitud de nuestro patrimonio público.

Decimos que es un falso dilema, porque pensamos que  el Estado (Nacional, Provincial y Municipal), tiene la obligación de velar por el acceso de todos los habitantes a un adecuado servicio de salud. En tal sentido pensamos que el Gobierno Municipal debiera encargarse de gestionar ante la Provincia y la Nación los recursos humanos y materiales necesarios para permitir al acceso a los diferentes niveles de complejidad de la atención de la Salud.

Esto no parece el caso de esta iniciativa de nuestros representantes, circunstancialmente a cargo de administrar nuestro municipio y Nuestro Patrimonio Común. El tema en cuestión no se puede resolver de convirtiendo al municipio en un simple intermediario  entre las necesidades de sus ciudadanos y actores privados que ofrecen un servicio primario de salud.

Es claro que este no es un tema que pueda resolverse mediante una audiencia pública, especialmente por tratarse de una decisión ya tomada y el carácter no vinculante de dicha consulta.

Pero, además nos preguntamos, cuál va a ser  el organismo que se va a ocupar del control de este contrato, que parece más un “negocio inmobiliario” que la resolución de un problema legítimo como es la atención de la salud de los vecinos de Dina Huapi. Será el propio municipio el que juzgue sobre la calidad de servicio? ¿Con qué recursos humanos?

Facebook Comments

Deja un comentario